Suelo pélvico y su fortalecimiento

Suelo pélvico y su fortalecimiento

  • suelopelvico

La fisioterapia pelviperineal se ha convertido en una herramienta imprescindible a la hora de tratar algunas de las disfunciones del suelo pélvico tales como la incontinencia, el dolor pélvico crónico, las disfunciones sexuales y en la preparación física al parto y recuperación posparto.

Las Técnicas de tratamiento más utilizadas cabe destacar el biofeedback, la electroestimulación y la diatermia:

  • El biofeedback, consiste en obtener información sobre la intensidad y duración de la contracción de los músculos del suelo pélvico. Hay dos tipos, el biofeedback de presión que mide la fuerza de los músculos en mm de mercurio o electromiográfico que mide la actividad eléctrica de los músculos en µvoltios. Existe evidencia de la mejora de los pacientes que realizan los ejercicios con biofeedback, más que sin él, en el tratamiento de la incontinencia.
  • La electroestimulación, además de dar propiocepción al paciente, activa la musculatura y se utiliza para inhibir la hiperactividad vesical.
  • La diatermia, es una técnica no invasiva de tratamiento que consiste en la transferencia de corriente de alta frecuencia al interior del territorio corporal. Esta energía provoca un desplazamiento de cargas iónicas en los tejidos y la fricción de éstos genera un calentamiento endógeno del tejido. Incrementa y mejora la vascularización, disminuye el edema, mejora la movilidad articular, relaja la musculatura, es analgésico y simpaticolítico. Está indicado en el tratamiento del dolor pélvico crónico, atrapamiento del nervio pudendo, estreñimiento, cicatrices, fibrosis y adherencias.

Además de las técnicas instrumentales, no hay que olvidar la importancia de la terapia manual y el ejercicio terapéutico; técnicas miofasciales dirigidas a dar funcionalidad al tejido, ejercicio físico en la preparación al parto y la recuperación posparto, drenaje linfático manual…