Fisioterapia oncológica

Fisioterapia oncológica

  • calidadvida

Es el tratamiento de elección para abordar la mayor parte de las consecuencias o secuelas físicas derivadas del tratamiento de cualquier tipo de neoplasia. El objetivo es mejorar la calidad de vida de los pacientes a ser posible antes, durante y después de la cirugía, la quimioterapia, la inmunoterapia y la radioterapia, así como su posterior reincorporación a la vida normal. Es necesario, por seguridad, ponerse sólo en manos expertas.

El tratamiento fisioterapéutico se diseña en función de las necesidades de cada paciente y el tipo de cáncer al que nos enfrentamos. Consideramos imprescindible, en primer lugar, informar al paciente de qué le pasa, por qué le pasa y cómo podemos ayudarle, para diseñar juntos su programa de tratamiento en función de los objetivos a corto, medio y largo plazo.

Trabajamos los tejidos para recuperar su movilidad y elasticidad. Abordamos la piel, las cicatrices, los problemas articulares y musculares, la conciencia corporal y los problemas posturales, el dolor, la sensibilidad, la fatiga…

En cualquier tratamiento oncológico que haya existido cirugía, extirpación de ganglios y/o radioterapia, existe un linfedema subclínico o estadio 0 según la International Society of Lymphology (ISL). Por ello, la prevención del linfedema debería ser la prioridad y posteriormente su tratamiento si fuese necesario.