¿Como te puede ayudar la Fisioterapia si estás embarazada?

¿Como te puede ayudar la Fisioterapia si estás embarazada?

  • eembarazaad

Cuando estas embarazada, tu cuerpo experimenta numerosos cambios para acoger y permitir el desarrollo del bebé. A medida que avanza el embarazo y aumenta el peso de la parte delantera de tu cuerpo (por el peso del bebé, el tamaño del pecho…), tu centro de gravedad tenderá a ir hacia adelante. Para evitar que te desequilibres, tu musculatura y articulaciones van a ser sometidas a un gran esfuerzo haciendo que se adopten posturas inadecuadas.

Esto puede desencadenar, en ocasiones, algunas afecciones o molestias:

  1. Dolor en la zona lumbar baja, con o sin dolor irradiado a la
  2. Dolor en la ingle que dificulta girarse en la cama, caminar o apoyarse sólo sobre una
  3. Dolor punzante en la zona del
  4. Contracturas cervico-dorsales como consecuencia del cambio
  5. Retención de líquidos e hinchazón de
  6. Problemas de incontinencia
  7. Dolor por compresión del nervio ciático.

La fisioterapia puede tratar y aliviar estas molestias, para que las futuras mamás puedan disfrutar de la etapa del embarazo. Además, previene alteraciones que pueden ocurrir no solo en la etapa de gestación sino también después del parto. De hecho existen estudios que demuestran como ciertas técnicas de fisioterapia, como el masaje perineal, ayudan a minimizar el uso de episiotomía o desgarro y aceleran la recuperación del suelo pélvico.

1

En Vitae contamos con fisioterapeutas especializados en embarazo y proponemos un programa personalizado para cada etapa de la gestación. Un tratamiento basado en varias  técnicas que no son nocivas para la salud del bebe, como:

  • Masajes, estiramientos, técnicas neuromusculares y articulatorias, para tratar el dolor y disminuir la hipertonía
  • Drenaje linfático para aliviar los problemas de circulación de retorno e hinchazón.
  • Masaje perineal, es una técnica que ayuda a la mamá a estar preparada para la sensación de estiramiento intenso que sufre el periné durante el expulsivo. Se combina con técnicas de respiración y de concienciación
  • Clases de preparación al parto: una actividad basada en movimientos controlados, ejercicios de reeducación de la postura y el equilibrio para ayudar a mejorar el bienestar. Este tipo de actividad te ayudará a integrar los cambios que se producen en el embarazo y a equilibrar tu cuerpo para evitar dolores, dando flexibilidad y tonicidad a los músculos, a la vez que se  aprende a controlar la respiración para conseguir relajación. Así pues, mantener una actividad física adecuada y respetuosa con el momento del embarazo, proporciona numerosas ventajas:

 

  1. Evita dolor de espalda. La mejor forma de atacar este problema es hacer ejercicio específico durante el embarazo, porque de este modo haremos estiramientos de la musculatura que se encuentra contraída y reforzaremos aquella que está más débil.
  2. Mejora de la postura, ya que aprenderemos a tener más conciencia de nuestro cuerpo y conoceremos las posturas más adecuadas para que nuestros músculos y articulaciones no sufran.
  3. Aprender a movernos correctamente para no lesionarnos, como por ejemplo aprender a estar sentada correctamente durante el embarazo, sentarse y levantarse.2
  4. Realizar determinados movimientos de pelvis y abdominales para ayudarte a prevenir y eliminar bloqueos que puedan interferir en tu parto y tu recuperación. Evitando también problemas como la diástasis abdominal.
  5. Preparar el suelo pélvico para soportar el aumento de peso, previniendo disfunciones uroginecológicas como pérdidas de orina.
  6. Preparar la parte superior del cuerpo para las demandas del cuidado del recién nacido y la parte inferior para el aumento de peso del abdomen.
  7. Evitar exceso de peso.
  8. Cuidado del estreñimiento, común en el embarazo.
  9. Aprender la respiración correcta, y las mejores posturas para el momento del parto.

En definitiva, preparar físicamente el cuerpo para el parto y el postparto. Mantener una forma física adecuada será de gran ayuda en el momento del parto, disminuyendo el cansancio y sensación de fatiga, afrontando mejor cada una de las contracciones. Igual que los deportistas realizan un entrenamiento progresivo a la hora de enfrentarse a un reto deportivo, el embarazo es el momento en el que debemos prepararnos para el parto.